0 productos en la cesta 0,00 € ::Cesta de la compra::

Los Pediatras responden a preguntas frecuentes de los padres


Los Pediatras responden a preguntas frecuentes de los padres

¿ Que puedo hacer para conseguir quitarle el pañal al niño durante el día?

El control de la orina es una habilidad que el niño tiene que aprender. Se debe acostumbrar a orinar en momentos concretos. El niño debe darse cuenta de que tiene ganas de orinar y los padres deben captar esta necesidad, ya que suele expresarla con gestos y posturas particulares. En cuanto advirtamos este deseo debemos invitarle a que aguante un poco y ofrecerle el orinal para que haga pipí.
Si no le gusta el orinal, lo mejor es sentarlo en el váter, aunque en los convencionales el niño puede mostrar incomodidad e incluso miedo, ya que no se adapta a su anatomía. Para evitar esta sensación, existen en el mercado adaptadores que hacen que el niño se encuentre más seguro y cómodo. Cuando el niño controla la micción debemos elogiarle y felicitarle por haberlo conseguido, pero no debemos reñirle ni menospreciarle en caso de que no lo consiga.

¿El niño no consigue dejar de hacerse pipi ¿Hasta  que edad es normal llevar pañal por la noche?

El control de los esfínteres durante la noche es una meta que suele tardar un poco más en conseguirse. Aproximadamente hacia los 3 años se puede iniciar el control nocturno pero estas fechas son orientativas y muy variables de un niño a otro. Mientras dure el proceso de aprendizaje durante el día, puede seguir usando pañales de noche. Después, cuando ya  lo notes seguro, puede empezar a prescindir de ellos.  Para empezar a quitarle el pañal cuando duerme, pruébalo primero durante la siesta antes de hacerlo por la noche.

 

¿ Cuál es la forma de mejorar el control de los esfínteres por la noche?

Hay que asegurarse de que el niño va al baño antes de irse a dormir y de colocar un protector bajo la sábana para evitar que se moje el colchón si se le escapa el pipí cuando duerme. No le riñas nunca cuando esto ocurra, en lugar de ello felicítalo cuando no moje la cama y cuéntale que esto le pasa a todo el mundo cuando deja de usar el pañal. Explícale que si se despierta y tiene ganas de ir al baño debe levantarse y pedir ayuda.

 

Fuente (www.kandoo.es en colaboración con la AEP.)